Ayuda PTR2022-001302 financiada por:

19 de diciembre de 2022

DS SMITH CUANTIFICA EL IMPACTO ECONÓMICO DE LA FUERZA G EN LOS EMBALAJES PARA E-COMMERCE

DS Smith ha realizado un nuevo estudio que revela que los paquetes comprados online soportan una fuerza G similar a las registradas en las carreras de coches y en los lanzamientos de cohetes. Esta fuerza G extrema podría llegar a suponer más de 2.300 M€ en devoluciones estas Navidades.

DS Smith ha realizado un nuevo estudio que revela que los paquetes comprados online soportan una fuerza G similar a las registradas en las carreras de coches y en los lanzamientos de cohetes. Esta fuerza G extrema podría llegar a suponer más de 2.300 M€ en devoluciones estas Navidades.

Para ayudar a comprender el duro entorno que deben soportar los paquetes para llegar a los consumidores en perfectas condiciones, DS Smith está experimentando con “acelerómetros”, que rastrean la velocidad de un paquete a lo largo de su trayecto y proporcionan datos que luego pueden explicar los daños que éste sufre.

La investigación de la compañía ha demostrado que un paquete estándar experimenta una fuerza G de hasta 50Gs. Esto es más de cinco veces el nivel de fuerza G que haría perder el conocimiento a un astronauta experimentado (9Gs) y 10 veces más fuerza G que la que se experimenta normalmente en una montaña rusa (5Gs).

Los detalles de este experimento llegan en un momento en el que el 44% de los compradores online afirma haber recibido pedidos dañados en el último año, lo que se traduce en más de 46 M de entregas afectadas.

Las personas que habían recibido un artículo deteriorado señalaron que, de media, el artículo les había costado unos 50,5 €, lo que supone un valor potencial de 2.300 M€ en artículos dañados cada año.

Por otro lado, los consumidores toleran menos los paquetes rotos y el aumento del coste de la vida está empujando a más personas a devolver artículos de menor valor. Los españoles han señalado que el valor medio que debería tener un artículo para que lo devolvieran por haber sufrido algún daño ha descendido de casi 25 € en 2021 a 20,80 € este año, lo que sugiere un aumento del número de devoluciones. Adicionalmente, el 49% de los españoles devolvería un artículo dañado independientemente de su valor.

El problema se agrava para las empresas, al tiempo que aumenta el número de marcas que se plantea cobrar por las devoluciones, casi la mitad de los compradores de nuestro país afirma que esperan entregas (46%) y devoluciones (48%) gratuitas.

Gavin Mounce, e-commerce design manager en DS Smith, señala que “aunque es evidente que forma parte de la vida cotidiana, el e-commerce es todavía una forma relativamente nueva de comprar y hemos comprobado a través de nuestra investigación que las condiciones a las que están expuestos los paquetes son volátiles. Estos tienen que estar preparados para viajar a velocidades asombrosas, y eso significa que las empresas tienen que estar preparadas para proteger los productos durante el trayecto”.

“Nuestros equipos de Innovación y Diseño comprueban la velocidad a la que viajan los paquetes y el impacto que reciben y, a partir de esa información, trabajamos en diferentes diseños. Utilizamos nuestros principios de diseño circular no solo para reducir los daños, sino también para reducir la cantidad de material utilizado, de modo que los paquetes protejan su contenido y sean lo más sostenibles posible”, ha añadido.

Otras noticias de interés