Proyecto cofinanciado por:
Ministerio de Ciencia e Innovación PTR2022-001302

24 de noviembre de 2023

El Parlamento Europeo aprueba el nuevo Reglamento de Envases

El Parlamento Europeo ha aprobado el pasado 22 de noviembre el informe final presentado hace casi un mes por la Comisión de Medio Ambiente (ENVI) sobre la propuesta de Reglamento sobre Envases y Residuos de Envases.

El Parlamento Europeo ha aprobado el pasado 22 de noviembre el informe final presentado hace casi un mes por la Comisión de Medio Ambiente (ENVI) sobre la propuesta de Reglamento sobre Envases y Residuos de Envases. Una votación que se resolvió con 426 votos a favor, 125 en contra y 74 abstenciones y cuyo texto completo puede consultarse en este link.

El texto ahora deberá ser examinado por el Consejo Europeo el 18 de diciembre, antes de iniciar la fase final de un recorrido que empezó hace un año. En ese punto se abrirá el periodo de diálogo tripartito, en el que participan representantes de los tres grandes órganos de gobernanza europeos, Comisión, Parlamento y Consejo, de forma que para el primer trimestre de 2024, ya bajo la presidencia belga, volverá al Parlamento para su aprobación definitiva y posterior publicación. En este punto, los aspectos fundamentales del mismo son como siguen:

Objetivos de reutilización

El punto más controvertido de todos. El Parlamento ha incluido la excepción a la reutilización para ciertos envases, con mención expresa a las botellas de PET y latas de aluminio, para aquellos países que en 2027 reciclen al menos el 85% de los mismos. También se han introducido cambios en los objetivos de reutilización en el caso de los embalajes flexibles empleados en transporte, ciertos formatos empleados para el contacto directo con alimentos, así como para envases de vinos y bebidas espirituosas, o cuando la reutilización no sea la mejor opción para obtener resultados medioambientales.

Los consumidores podrán comprar alimentos y bebidas para llevar en envases reutilizables suministrados por el establecimiento o que porten ellos mismo siempre que las condiciones de conservación no sean menos favorables que las que se ofrecen los envases de un solo uso.

Asimismo, antes del 1 de enero de 2030, el 50% de los embalajes de grandes electrodomésticos deberían ser reutilizables, incluidos los suministrados por operadores online. El cartón estará incluido dentro de los objetivos de reutilización.

Objetivos de contenido reciclado

A partir de 2030 los envases de PET destinados a contenidos sensibles deberán de tener un 30% de material reciclado, que se elevará al 50% en 2040. En el caso de otros materiales distintos al PET pero que también vayan en contacto con productos sensibles dependerá del tipo de formato que sea: para las botellas, el porcentaje será del 30% en 2030 y del 65% en 2040; si es cualquier otro envase, será de un 7,5% en 2030 y de un 50% en 2040. Para el resto de envases las cuotas mínimas se fijan en el 35% a partir de 2030 y el 65% a partir de 2040. Quedan excluidos de la obligación los envases para medicamentos, artículos médicos y los envases compostables, así como aquellos que contengan menos de un 5% de material plástico. Las tintas, adhesivos, lacas y pinturas tampoco deberían considerarse entre los objetivos de reutilización, al igual que los envases destinados a entrar en contacto con alimentos si la cantidad de contenido reciclado constituye una amenaza para la salud humana y corre el riesgo de comprometer los requisitos de seguridad del producto.

Uno de las grandes aspiraciones del sector del plástico, la posibilidad de establecer un esquema “bottle-to-bottle” por el que el material reciclado pueda emplearse en el mismo ámbito del que procede, aunque sí se ha introducido un acceso prioritario para que determinados sectores tengan más garantías en el mercado del reciclado. Además, se permitirá el uso de bioplásticos como alternativa, aunque para dar ese paso se deberá realizar un informe que evalúe su idoneidad, el cual deberá de presentarse a la Comisión antes del 31 de diciembre de 2025.

Objetivos referidos a envases de un solo uso

Todos los envases que no sean reciclables quedarán totalmente prohibidos a partir de 2030. Habrá excepciones temporales para formatos de madera y envases con base de cera así como aquellas frutas y verduras que deban envasarse en plástico obligatoriamente. En el caso del canal horeca, como se esperaba, no se podrán emplear artículos desechables como bandejas, platos o vasos para llevar. En el caso de los productos de cortesía para hoteles (champús, lociones, jabones, etc.), serán prohibidos los formatos con una capacidad inferior a 50 ml para líquidos y 100 ml para sólidos.

También se prohibirá la venta de bolsas de plástico ultraligeras (inferiores a 15 micras), salvo que sean necesarias por motivos de higiene o se utilicen como embalaje primario de alimentos a granel para evitar el desperdicio alimentario. En este sentido, el texto da libertad a los estados miembros para que legislen a favor de alternativas empleando bioplásticos en lugar de polímeros tradicionales. También ha expresado su voluntad de eliminar los plásticos empleados para la protección de maletas que pueden encontrarse en aeropuertos. El Parlamento queda además facultado para poder ampliar la lista de pohibiciones a voluntad.

Objetivos de reducción

Tal y como definió la Comisión ENVI, se establece una reducción del volumen de residuos de packaging que se pongan en el mercado europeo en comparación con las cifras de 2018. De manera general, estos totales serán un 5% menos en 2030, un 10% para 2035 y un 15% para 2040. El Parlamento fija también objetivos específicos para el packaging plástico: un 10 % para 2030, 15% para 2035 y 20% para 2040.Objetivos relativos a bioplásticos

En los dos años siguientes a la entrada en vigor del Reglamento, algunos envases deberán ser compostables en condiciones industrialmente controladas (esto es, de acuerdo a la norma EN 13432). Eso incluye bolsas de té o café, monodosis para estos mismos productos, y etiquetas adhesivas adheridas a frutas y verduras. En el caso de las bebidas, la obligación está prevista para «los sobres permeables de té o café, o los sistemas monodosis que contengan un producto de té o café y estén destinados a ser utilizados y eliminados junto con el producto».

Objetivos de recogida selectiva

Al menos el 90% de los materiales contenidos en los envases (plástico, madera, metales ferrosos, aluminio, vidrio, papel y cartón) deberán ser recuperados de manera selectiva en 2029.

Análisis del reciclaje químico

Una enmienda aprobada por el Parlamento invita a la Comisión de la UE a evaluar el valor añadido del reciclaje químico de las fracciones de residuos que no pueden tratarse mediante tecnologías de reciclaje mecánico. En este proceso se deberán tener en cuenta los consumos de energía y agua de estos procesos. Las aplicaciones de material obtenido deberán de tener además un alcance circular, lo que significará que los aceites resultado de este proceso no podrán emplearse como combustible.

Obligaciones de etiquetado

En cuanto a la información sobre métodos de eliminación y composición de los envases, se recomienda el uso de pictogramas para facilitar la armonización a nivel europeo. Con el mismo fin, se elimina la obligación de incluir el símbolo de cualquier esquema EPR presente en cada país. También está previsto el uso de Código QR.

Otras noticias de interés