A mediados de 2015, Repsol inició una serie de encuentros y sesiones de innovación con representantes de toda la cadena de valor del sector del envase alimentario en su Centro de Tecnología en Móstoles, que han concluido recientemente.

Estas sesiones han propiciado una generosa colaboración entre las diferentes partes intervinientes, a través de métodos de innovación abierta, con el objetivo de conceptualizar y priorizar los principales retos futuros del sector. Un modelo de innovación que va más allá de los límites internos de la propia organización y donde la cooperación con profesionales externos pasa a tener un papel fundamental.

Estas sesiones de interacción y trabajo han servido para expresar y definir numerosos retos, entre los que destacan el desarrollo de envases activos, la aplicación de nuevas tecnologías de información, la sostenibilidad, la colaboración para alcanzar ahorros de costes, y los avances en la globalización de normativas y acreditaciones.

El futuro del envasado se presenta claramente unido a dos palabras clave, la sostenibilidad medioambiental y la información. El envase como transmisor de información, como vehículo de conservación de alimentos, reducción de desperdicios y de ahorro de energía.

repsol envase

Grupo de trabajo
Fruto de estos encuentros fue la puesta en marcha, en el último trimestre de 2015, de un grupo de trabajo, que de forma periódica, comparte sus iniciativas e inquietudes en el ámbito medioambiental del sector alimentario. El grupo incluye a un selecto número de productores y transformadores de plásticos y otros actores principales del sector de la distribución alimentaria: CAPSA, Grupo Armando Alvarez, PlasticsEurope, Grupo Poligal, SP Berner, Taghleef Industries y Tetra Pak, así como representantes de la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES).

Mediante las técnicas más novedosas de innovación abierta, el grupo busca anticipar soluciones sostenibles y generar ideas para cada fase del proceso del envasado alimentario: desde la fabricación de la materia prima y de los envases hasta su recogida y recuperación.

El grupo se ha autodenominado Semilla Sostenible, ya que todas las ideas resultantes constituirán las semillas para diferentes soluciones a la sostenibilidad medioambiental de los alimentos y sus envases, que se construirán en base a proyectos conjuntos e integrados de finalización a corto plazo.

Fuente: www.mundoplast.com