La ONCE – Organización Nacional de Ciegos, implementa del 4 al 6 de Julio su campaña“Alimentos con su punto” con la que pretende concienciar sobre la importancia de que los productos de consumo de primera necesidad introduzcan en su envasado de origen, un etiquetado en braille perfectamente identificativo que facilite la vida diaria de las personas ciegas y con discapacidad visual grave.
 
Una reivindicación surgida a raíz de la  celebración el pasado mes de mayo, en Madrid, del pleno de la Comisión Braille Española (CBE) y del Consejo Iberoamericano del Braille (CIB), a los que asiste el presidente del Consejo Mundial del Braille, Kevin Carey.Precisamente en la  reunión de este pleno de la CBE, se ha aprobado el ‘Manifiesto de la Comisión Braille Española por el derecho de las personas ciegas a un etiquetado braille universal’ (0,91 MB). En dicho manifiesto se recoge la obligatoriedad de los poderes públicos de “velar por la accesibilidad universal en todos los entornos, procesos, bienes, productos y servicios, el transporte, la información y las comunicaciones”.
En el mismo documento se reconoce al sistema de lectoescritura braille como vehículo primordial para facilitar el acceso a la información de manera autónoma y privada; y se asegura que el etiquetado en braille de servicios y productos existentes es aún insuficiente para cubrir las necesidades básicas de las personas ciegas o con discapacidad visual grave.
Así mismo, se solicita que la Comisión Braille Española sea reconocida como la máxima autoridad nacional en lo que a utilización y desarrollo del alfabeto braille se refiere y reciba el necesario reconocimiento legal a nivel nacional como autoridad normativa.