• El objetivo de la campaña de SIGRE es concienciar a la sociedad de la importancia de reciclar en el Punto SIGRE los envases vacíos y los restos de medicamentos caducados o no utilizados, para cuidar del medio ambiente

• Según el último estudio de opinión realizado por SIGRE, el 95% de los ciudadanos afirma que tirar estos residuos a la basura o por el desagüe es perjudicial para el medio ambiente

• Ese mismo estudio refleja que mejoran algunos hábitos sanitarios en relación con el uso de los medicamentos. Un ejemplo, 9 de cada 10 ciudadanos comprueban la fecha de caducidad antes de volver a usar un medicamento que tienen guardado en el botiquín de casa

• La campaña resalta el entendimiento y la labor medioambiental que realizan cada uno de los agentes del sector farmacéutico. Los laboratorios, diseñando envases cada vez más ecológicos; los farmacéuticos, asesorando al ciudadano; y la distribución, compartiendo sus medios logísticos para transportar estos residuos.

SIGRE Medicamento y Medio Ambiente, en colaboración con las autoridades medioambientales, acaba de lanzar una nueva campaña de comunicación, bajo el lema “Qué haría la naturaleza sin ti”, para concienciar y mejorar la colaboración ciudadana en la recogida selectiva de los envases vacíos y los restos de medicamentos de origen domiciliario.

El mensaje central de la campaña es “la naturaleza necesita que recicles”. Con él, se quiere transmitir la importancia que, para el cuidado y conservación del medio ambiente, tiene depositar estos residuos en el Punto SIGRE de la farmacia y nunca, bajo ningún concepto, tirarlos a la basura o por el desagüe.

En los materiales de la campaña, se recogen diversos consejos al ciudadano que fomentan hábitos medioambientales y sanitarios para hacer un uso responsable del medicamento. Entre éstos, se encuentra, por ejemplo, la revisión periódica del botiquín doméstico, para retirar los medicamentos caducados o no utilizados y llevarlos al Punto SIGRE; o la necesaria adhesión de los pacientes a los tratamientos prescritos por los profesionales sanitarios.

En las diferentes piezas se explica también “cómo funciona el círculo del reciclaje de SIGRE” y el papel que desempeña cada agente del sector farmacéutico, para cerrar correctamente el ciclo de vida del medicamento y de su envase en la Planta de Tratamiento de SIGRE, instalación medioambiental pionera a nivel mundial.

En ese círculo del reciclaje de SIGRE, la industria farmacéutica es la encargada de diseñar envases cada vez más ecológicos para los medicamentos; los farmacéuticos asesoran al ciudadano sobre lo que se debe depositar en el Punto SIGRE de la farmacia; y la distribución comparte sus medios logísticos para la recogida, transporte y almacenamiento de estos residuos.

Para Juan Carlos Mampaso, Director General de SIGRE, “desde que la industria farmacéutica puso en marcha SIGRE, la sensibilización medioambiental y socio-sanitaria de los ciudadanos ha sido una prioridad. Campañas como esta, que lleva por lema: Qué haría la naturaleza sin ti, refuerzan este carácter y vocación del sector farmacéutico para contribuir a una sociedad más sostenible y responsable con el medicamento.”

El ciudadano, más concienciado con la salud de la naturaleza

Recientemente, SIGRE ha realizado un estudio de opinión para conocer la actitud, el grado de motivación y el nivel de conocimiento que los ciudadanos tienen sobre el reciclado de los envases y residuos de medicamentos de origen doméstico. sigre

Entre las principales conclusiones de este estudio, destaca que el 95% de los encuestados afirma que tirar los restos de medicamentos a la basura o por el desagüe es perjudicial para el medio ambiente. Este alto porcentaje refleja el elevado grado de sensibilización de la sociedad con la necesidad de ofrecer un tratamiento medioambiental específico a estos residuos.

A esta positiva concienciación ambiental, se suma la mejora en los hábitos sanitarios. Así, 9 de cada 10 ciudadanos afirman comprobar la fecha de caducidad de un medicamento cuando vuelven a utilizarlo. Hace seis años, sólo 2 de cada 10 realizaban este sencillo gesto.

Esta concienciación socio-sanitaria se aprecia también en que el 70% de los ciudadanos considera que automedicarse con restos de medicamentos de prescripción, guardados previamente en el botiquín, puede entrañar algún riesgo para su salud. A pesar de ello, cuando el ciudadano abandona un tratamiento, como ocurre en el 34% de las ocasiones según el estudio, el medicamento sobrante se guarda en el botiquín de casa.

El Punto SIGRE, el referente para el correcto reciclado de estos residuos

En la actualidad, el 99% de los ciudadanos dispone de un Punto SIGRE cerca de su lugar de residencia. A través de los 21.480 Puntos SIGRE ubicados en las farmacias españolas, el sector farmacéutico ofrece un servicio cercano al domicilio del ciudadano que le permite colaborar cómodamente en el correcto reciclado de estos residuos en cualquier parte del territorio.

Tanto por razones sanitarias como medioambientales, el ciudadano avala la ubicación del Punto SIGRE en la farmacia. Así, el 95% de los encuestados considera que el lugar idóneo para depositar los envases vacíos y los restos de medicamentos caducados o no utilizados es este establecimiento sanitario ya que, además, le permite recibir asesoramiento del farmacéutico.

En cuanto a la actitud que el farmacéutico percibe de los ciudadanos hacia esta iniciativa de la industria farmacéutica, se puede calificar como muy positiva, ya que el 78% afirma que ha mejorado en los últimos años.

Fuente: www.sigre.es