Este informe recoge y analiza los indicadores disponibles de este modelo económico, que supone un cambio radical en los sistemas de producción y consumo actuales. La presentación tuvo lugar el viernes 10 de febrero durante la celebración de la ‘XI Cumbre de Cotec Europa’, que estuvo presidido por el Rey Felipe VI junto con los jefes de estado de Italia, Sergio Mattarella, y Portugal, Marcelo Rebelo.

La economía circular ofrece una alternativa al actual modelo de producción, basado en una cadena de valor lineal que genera residuos en todas las etapas, desde la extracción de materias primas hasta la generación de residuos, pasando por las fases de fabricación, distribución y consumo. La alternativa consiste en prolongar la vida económica útil de los materiales y los recursos tanto como sea posible, reduciendo al mínimo la generación de residuos.Este proyecto ha sido coordinado por la Cátedra UNESCO de Sostenibilidad de la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC) en colaboración con la asociación internacional Reciclar Ciudad (RECNET) y la Asociación para la Sostenibilidad y el Progreso de las Sociedades (ASYPS).

La transición hacia un modelo de economía circular es objeto de atención creciente entre los responsables políticos y empresariales, siendo ahora una prioridad en las políticas de la UE. Y en este ámbito, la innovación ha de ser el elemento clave en esa transición, que hará necesarias nuevas tecnologías, procesos, servicios y modelos empresariales.

Según se recoge en el informe, la Comisión Europea calcula que la aplicación de toda la normativa vigente en materia de residuos crearía más de 400.000 empleos en la UE, 52.000 de ellos en España. También sitúa a España entre el grupo de países con una mayor productividad de los recursos junto con Reino Unido, Países Bajos, Luxemburgo e Italia.