Hoy daba comienzo la Feria Internacional de la Logística y la Manutención, SIL, en Barcelona y acaba de celebrarse la jornada técnica “Nuevo Real Decreto de huella de carbono: implicaciones para las empresas”, organizado por Packnet e ITENE. Distintos expertos han coincidido en la importancia que tiene el cálculo de la Huella de Carbono en las empresas después de que entrara en vigor la semana pasada un Real Decreto al respecto.

Además de Sandra Pérez de Andrés, responsable técnico de Packnet, que abrió la jornada, participaron Salvador Samitier Martí, jefe de la Oficina Catalana del Cambio Climático; Mercedes Hortal Ramos, Responsable de Sostenibilidad de ITENE; y Marta Hernández de la Cruz, de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC); Subdirección General de Coordinación de acciones frente al cambio climático; Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Todos ellos han subrayado las ventajas que tiene para una empresa conocer su huella de carbono para mejorar su imagen y para abrirse a la posibilidad de acceder a mercados europeos que ya requieren este certificado. “Reducir la huella de carbono supone una reducción en el consumo energético y, por lo tanto, una reducción de costes. Y todo unido conlleva una mejora de la competitividad de las empresas”, han explicado.

Mercedes Hortal ha señalado que la huella de carbono es un indicador que refleja una realidad respecto a la situación ambiental de una organización. “Consideramos que lo adecuado es realizar una al año, que nos permita medir la evolución en nuestra reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero”.

Hortal ha apuntado también que actualmente hay varias metodologías para determinar la huella de carbono de una compañía, pero que, en general, lo que deben medir las empresas son “las emisiones directas, fruto del uso de combustibles fósiles en su proceso de producción, las emisiones de los vehículos propiedad de la empresa y las emisiones derivadas del consumo energético de la actividad productiva”.