El Gobierno autoriza poner a disposición del sector industrial 757 millones de euros en préstamos para el desarrollo de proyectos industriales.

Este año se unifican las convocatorias Plan Reindus y Competitividad Industrial en una única, que pasa a llamarse Reindustrialización y Fortalecimiento de la Competitividad Industrial.

Las principales novedades del año 2016 son la agrupación en una única línea las tradicionales ayudas a la reindustrialización y fomento de la competitividad y se enmarca dentro de la estrategia establecida por la iniciativa ‘Industria Conectada 4.0’. Los préstamos se concederán a 10 años, con tres de carencia, y el tipo de interés se determinará en función de la clasificación obtenida por el beneficiario durante la fase de evaluación y de la garantía constituida antes de la resolución de concesión, por lo que oscilará entre el 1,7% y el 4%. Las garantías a constituir serán del 10% del préstamo solicitado y habrán de constituirse en el momento de la solicitud.

Las actuaciones financiables serán la ejecución de inversiones materiales destinadas a:

  • REINDUSTRIALIZACIÓN
    • La creación de establecimientos industriales (inicio de una nueva actividad de producción en cualquier punto del territorio nacional).
    • El traslado de establecimientos industriales (cambio de localización de una actividad de producción previa hacia cualquier punto del territorio nacional).
    • Las ampliaciones de capacidad de producción instalada en centros de producción existentes, a través de la implantación de nuevas líneas de producción.
  • COMPETITIVIDAD INDUSTRIAL
    • La mejora y/o modificación de líneas de producción previamente existentes.

Sólo podrán ser beneficiarias las sociedades válidamente constituidas que no formen parte del sector público, y desarrollen o vayan a desarrollar una actividad industrial productiva encuadrada en la Sección C-Divisiones 10 a 32 de la CNAE 2009 (Industria Manufacturera).

La inversión mínima será de 75.000€, siendo los gastos financiables lo siguientes:

  • REINDUSTRIALIZACIÓN Y COMPETITIVIDAD INDUSTRIAL
    • Obra Civil: urbanización y canalizaciones (excluidos terrenos).
    • Edificación: adquisición, construcción, ampliación o adecuación de naves industriales, así como de sus instalaciones y equipos no vinculados directamente al proceso productivo.
    • Adquisición de aparatos y equipos materiales directamente vinculados a la producción (excluidos los elementos de transporte exterior).
  • COMPETITIVIDAD INDUSTRIAL
    • Ingeniería de proceso de producción: gastos de personal propio, materiales necesarios, y colaboraciones externas necesarias para el diseño y/o rediseño de procesos (incluyendo los destinados a la implementación de tecnologías de la “Industria Conectada 4.0.”), directamente vinculados con los aparatos y equipos que se consignen en el párrafo anterior. Queda expresamente excluida cualquier forma de ingeniería civil o consultoría.

Se dará prioridad a los proyectos que incorporen tecnología innovadora, incrementen el nivel de exportación de la empresa y/o creen empleo. Además, la evaluación económico-financiera tendrá un gran peso en la evaluación del proyecto que se presente.

Plazo de solicitud: desde el 18 de Abril hasta 1 de Junio. Se estima que para mediados de Septiembre se notifiquen ya los proyectos que contarán con apoyo financiero, y en Noviembre se podrá cobrar los préstamos concedidos en su totalidad.

En total, se estima que podrían generarse casi 10.000 nuevos empleos entre empleo directo e indirecto. Finalmente, se espera que este apoyo contribuya a incrementar las exportaciones industriales, especialmente en aquellos productos con un nivel tecnológico más elevado.

Puede ampliar su información en el siguiente enlace.