La denominada cuarta revolución industrial, que se basa en un nuevo nivel de organización y control de toda la cadena de valor a través del ciclo de vida de los productos y producción de sistemas mediante la utilización de la tecnología y en la que el consumidor toma parte del diseño del producto, requiere un cambio de modelo de negocio y en el funcionamiento de los procesos de las empresas industriales que se ven enfrentadas a la necesidad de satisfacer la demanda de una sociedad más digitalizada, con los retos que eso conlleva.

En la actualidad la industria europea y española, desde este preciso momento, tiene que acometer un proceso de transformación digital con el objetivo de satisfacer las demandas de una sociedad altamente tecnológica, cada vez más exigente, cuya satisfacción plantea que la industria tiene que hacer las cosas de otra forma, haciendo frente a retos como el diseño colaborativo, la flexibilidad y la eficiencia en la fabricación, la reducción de series y tiempos de producción, la creación de modelos logísticos inteligentes, la transformación de canales, la predicción de las necesidades del cliente, la hiperconectividad, la trazabilidad multidimensional, la especialización, la creación de ecosistemas industriales de valor, la sostenibilidad y la personalización del producto.

Para ello es preciso introducir y fomentar el uso intensivo de las tecnologías en las empresas. Tecnologías como son por ejemplo, la computación en la nube, el big data, la impresión 3D, la robótica colaborativa, la realidad aumentada, los sistemas ciberfísicos o el internet de las cosas.

Beneficiarios

Sociedades que no formen parte del sector público y desarrollen una actividad industrial productiva encuadrada en la Sección C-Divisiones 10 a 32 de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE 2009). Dentro de las citadas sociedades, se diferenciarán las pequeñas y medianas empresas.

Asimismo se precisa que las empresas hayan desarrollado dichas actividades al menos durante un periodo de tres años.

Tipos de Proyectos

  • Proyectos de investigación industrial.
  • Proyectos de desarrollo experimental.
  • Proyectos de innovación en materia de organización de PYME.
  • Proyectos de innovación en materia de procesos de PYME.

Características

  • Importe máximo del préstamo

El 80 por ciento del coste financiable de los proyectos.

  • Plazo máximo de amortización

Plazo máximo de amortización de 10 años incluyendo un período de carencia de tres años.

  • Tipo de interés

El tipo de interés se determinará en la convocatoria, siendo en cualquier caso igual o superior al tipo de interés Euribor a un año publicado por el Banco de España correspondiente al mes anterior a la aprobación de la convocatoria o, en su caso, al mes anterior a su concesión.

Conceptos Suceptibles de Ayuda

Se podrán subvencionar los costes siguientes para los proyectos de investigación industrial, de desarrollo experimental y de innovación en materia de organización y procesos:

  • a) Costes de personal.
  • b) Costes de instrumental y material inventariable, en la medida y durante el período en que se utilice para el proyecto.
  • c) Costes de investigación contractual, conocimientos técnicos y patentes adquiridas u obtenidas por licencia de fuentes externas en condiciones de plena competencia.
  • d)  Gastos generales directamente derivados del proyecto.
  • e) Otros gastos de explotación adicionales, incluidos costes de material, suministros y productos similares que se deriven directamente de la actividad del proyecto.

 Financiación

Financiación Industrias Conectada 4.0

Para más información puede visitar el siguiente enlace.