Frecuentemente, las convocatorias de los programas de financiación de la I+D+i (Horizonte 2020, nacionales, regionales) hacen referencia a la necesidad de considerar actividades de normalización (standardization).

Esto se debe a las ventajas que la estandarización ofrece a la I+D+i, en los aspectos de interoperabilidad, difusión de resultados y soporte a la introducción en el mercado. Cuando se enfoca de una manera adecuada, se refleja favorablemente en las evaluaciones de las propuestas de proyectos.

Por lo tanto, cuando la estandarización se integra de una manera adecuada, se refleja favorablemente en las evaluaciones de las propuestas de proyectos. Para llevar a cabo esta integración, lo más eficaz y sencillo es implicar en el proyecto a un organismo de normalización. Las organizaciones europeas de normalización (CEN, CENELEC y ETSI) no participan directamente en los proyectos, delegando dicha participación en sus correspondientes miembros nacionales, AENOR en el caso español.

¿Cómo integrar la normalización o estandarización en los proyectos de I+D+i?

• Considere las normas o estándares ya existentes como parte del estado del arte.

• Utilice la estandarización como un medio para difundir los resultados del proyecto y facilitar su entrada en el mercado.

• Incluya tareas o paquetes de trabajo específicos para darle visibilidad y aprovechar sus ventajas.

• Contacte con AENOR para que le ayude a introducir de la manera más adecuada estos conceptos en el proyecto

¿Le conviene integrar la normalización en su proyecto concreto?

Como primera recomendación, si el programa de trabajo de su tema o la convocatoria concreta mencionan la estandarización, resulta prácticamente obligado considerarla dentro del proyecto para no estar en desventaja frente a otras propuestas que sí lo hagan. Pero incluso en los casos en los que la convocatoria no lo menciona específicamente, las ventajas antes mencionadas son también aplicables, por lo que incluir estas actividades en su propuesta puede añadirle un valor extra de cara a su evaluación. Hay que tener en cuenta que hay diferentes posibles actividades a considerar, y posiblemente haya algunas que puedan encajar en su proyecto, sea cual sea su temática o su nivel TRL (technology readiness level). Desde AENOR pueden ayudarles a decidir si la normalización puede tener cabida en su proyecto,y cuáles son las mejores opciones disponibles.

Normalización y propiedad industrial

Una de las dudas más importantes que los investigadores plantean a la hora de integrar actividades de normalización en sus proyectos es su implicación con la propiedad industrial. Hasta hace poco tiempo ambos conceptos podían parecer contradictorios. Sin embargo, es un hecho que cada vez en más sectores la existencia de una norma o estándar es prácticamente un requisito de facto impuesto por el propio mercado para el éxito de una tecnología, y esperfectamente compatible con la propiedad industrial correspondiente. Para lograr la mayor efectividad, la estrategia de protección de la propiedad industrial y la de estandarización deben coordinarse cuidadosamente desde la planificación inicial del proyecto y durante su desarrollo. AENOR colabora en esta labor, fortaleciendo el plan de explotación del proyecto,y definiendo las actividades de estandarización más adecuadas en cada caso.

Aenor - Plataformas Tecnológicas

Fuente: www.aenor.es