Más de 650 profesionales y 50 empresas han participado en los encuentros de eco innovación empresarial. El Departamento de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón y CIRCE han puesto el punto final a esta iniciativa que ha protagonizado 8 sesiones en los dos últimos años para estimular la realización de prácticas sostenibles en el ámbito empresarial.

La competitividad y desarrollo de las empresas depende cada vez más de un uso inteligente de los recursos y la energía. Bajo esta premisa, CIRCE y el Departamento de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón, han querido reconocer, impulsar y apoyar a las empresas que han llevado a cabo proyectos sostenibles, y realizado una aportación positiva a la conocida “economía verde”. El director del Instituto Tecnológico de Aragón (ITAINNOVA), Salvador Domingo, recogió el reconocimiento a centros de I+D por su participación en esta iniciativa.

Estos encuentros empresariales se han celebrado bajo el marco del proyecto “Plan de fomento de la Eco-innovación empresarial en Aragón”, con el fin de presentar casos de éxito sobre la aplicación de medidas eco-innovadoras en varios sectores industriales. De este modo, más de 50 empresas han podido compartir sus experiencias y proyectos de sostenibilidad en los sectores de la construcción, la eficiencia energética, el transporte y la logística, la industria manufacturera o la agroalimentación. También ha sido destacable la participación en estos encuentros de otros trece centros de investigación, permitiendo mostrar el enfoque del proceso eco-innovador desde una perspectiva investigadora.

A lo largo de estos dos años, los casos expuestos, los debates, y el intercambio de puntos de vista y opiniones que han tenido lugar gracias a estos encuentros, han puesto de manifiesto cómo la combinación de la innovación y la sostenibilidad, suponen una clara ventaja competitiva para las empresas.

Además de los encuentros, otra de las actividades que fomenta el “Plan de fomento de la Eco-innovación empresarial en Aragón” es la adhesión de empresas aragonesas a la campaña de eco-innovación. A través de dicha campaña, más de 300 compañías han sido reconocidas como colaboradoras de esta iniciativa, pudiendo acceder a asesoramiento técnico por parte de CIRCE, acerca de técnicas y alternativas para conseguir un modelo de negocio más eficiente y respetuoso con el medioambiente.

El objetivo final del proyecto es el de apoyar a las empresas aragonesas para generar productos y procesos eco-innovadores, y mejorar la eficiencia en el uso de recursos, así como fomentar la convergencia del tejido productivo con el investigador y las iniciativas de la Administración Pública.

Fuente: ITAINNOVA.