AIMPLAS desarrolla procesos de reciclado basados en enzimas que degradan los plásticos un 70%

El proyecto ENZPLAST2 se centra en el uso de enzimas para diferentes aplicaciones en el sector del plástico para el desarrollo de nuevos procesos, más sostenibles y alineados con una química verde.

 Gracias a las enzimas se ha logrado reducir olores de productos lácteos, y se trabaja para lograr separar envases multicapa y mejorar el proceso de biodegradación en compost de polímeros de diferente naturaleza, especialmente poliuretanos.

ecoembes-aplaza-el-pago-del-punto-verde

AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, está desarrollando el proyecto ENZPLAST2, respaldado por el IVACE, Instituto Valenciano de Competitividad Valenciana, cuyo objetivo es desarrollar nuevos procesos más sostenibles para la producción, el reciclado y el compostaje de los plásticos.

Apoyado por el IVACE y con la cofinanciación de los fondos FEDER de la UE, dentro del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana 2014-2020, el proyecto ENZPLAST ya contó con una primera anualidad que se centró en el desarrollarlo de nuevos métodos para la síntesis de plásticos más seguros para la salud de las personas y más sostenibles medioambientalmente. Concretamente, se emplearon enzimas en lugar de catalizadores metálicos para la obtención de poliésteres. De esa forma se obtuvieron dos beneficios: la reducción de la toxicidad de estos catalizadores metálicos y un menor consumo energético durante el proceso de polimerización.

En la segunda anualidad del proyecto, bajo el acrónimo ENZPLAST2, se está desarrollando un procedimiento que permita el uso microorganismos para lograr eliminar olores procedentes de envases de productos lácteos. Según los primeros resultados, se ha logrado una reducción en la intensidad del olor de los materiales reciclados. Además, el tratamiento de polímeros de tipo poliuretano con microorganismos seleccionados y aislados ha demostrado una ayuda en la degradación de la masa que ha alcanzado el 70%.

Por último, también en esta segunda anualidad, se está estudiando la incorporación de enzimas soportadas en polímeros en fundido para la mejora de la biodegradación de diferentes bioplásticos tanto en condiciones de digestión aeróbica como anaeróbica.

 Sobre AIMPLAS

En AIMPLAS ayudamos a las empresas a aplicar la Economía Circular a su modelo de negocio para convertir los cambios legislativos que afectan a la industria del plástico en oportunidades para mejorar su eficiencia, reducir su impacto ambiental y aumentar su rentabilidad económica. Para ello, trabajamos e investigamos en ámbitos como el reciclado, los materiales y productos biodegradables, el uso de biomasa y CO2, con el objetivo de desarrollar soluciones innovadoras que ayuden a resolver los desafíos actuales en medio ambiente.